¿Te presentas? “Soy… Andrea Martínez!

Hoy quiero presentaros a Andrea

 

Andrea es… (mejor que no lo cuente ella):

Soy una estudiante de 18 años de Sestao, un pueblecito de Vizcaya. La verdad es que me siento muy afortunada por haber nacido, ya que a mi alrededor tengo unos paisajes increíbles que he ido fotografiando a lo largo de estos dos últimos años.

Empiezo con una de mis fotos favoritas: la hice en una de mis primeras escapadas, en Sopelana (Vizcaya).

Empezar, e intentarlo de nuevo.
“No importa que a menudo nos veamos atrapados en una broma de mal gusto diseñada por el Azar o por un relojero cósmico desprovisto de sentimientos.A cada instante se pone a cero el contador, y el ser humano tiene un don maravilloso: la oportunidad de empezar, e intentarlo de nuevo.” – Arturo Pérez-Reverte

Desde que tuve por primera vez un móvil con cámara en mis manos, a la edad de 13 años, no he dejado de sacar fotos ni de grabar vídeos. Pero mi “inicio” en esto fue en 2011, cuando abrí mi cuenta en Flickr,  y me  compré en la cámara que tengo ahora, una reflex Sony Alpha 390.

Me encanta pasear por la ciudad y sacar fotos a lo que llaman “cotidiano”. Siempre hay algo especial en todo lo que nos parece simple o normal…

Tan grande el mundo y yo escondida en tu sonrisa.

Me considero una aficionada de la fotografía, ya que no he recibido nada de formación alguna sobre esto. He ido poco a poco, mejorando las técnicas de retoque tras haber estado años  practicando sin parar y bueno, en el fondo me siento orgullosa de algunas de las fotos que he conseguido sacar, ya que cuando empecé no me imaginaba que podría hacerlo…
Me considero una enamorada de las fotos bokeh, ¡las luces se aprecian muchísimo más!

La vida se inspira en nosotros.
Ojalá fueses real. Ese tacto que estremece, esa mirada que enloquece e hipnotiza, esa voz que no deja lugar siquiera a mi preciada música, ese eres tú. Tú y tus gustos, tus palabras, tus risas, tus misterios, tus sorpresas, tus pisadas, tus sueños, nuestras pesadillas.
Nuestros “siempre” jamás dejarán de ser eternos, y nuestras promesas serán inquebrantables. No habrá nadie que pueda con nosotros si estamos enlazados con los dedos de nuestras manos. Nunca olvidaremos cada suspiro juntos, los rincones por los que nos perdimos entre gritos, ni las aceras que recorrimos en busca de nosotros mismos. Al final nos encontraremos, tumbándonos en carreteras viendo pasar a nuestro lado coches a 120 km/h, bañándonos en el mar a las 4 de la madrugada, haciendo el amor en medio del mejor concierto de nuestras vidas. Olvidaremos por completo lo que es la esencia, el mundo, la palabra, y viviremos. Solamente, viviremos juntos. Intercambiaremos todo mediante nuestras manos, y nuestra mirada. Será más que suficiente. Serás mucho más de lo que un día pedí. Serás demasiado para mí.

He de reconocer que me encanta retocar mis fotos, y que quizás algunas se vean demasiado ficticias.

Necesito por igual salir a escuchar el mar y sentir el viento en mi piel durante unas horas que sacar fotos.

Sólo unos segundos.
Ese poder respirar tranquila, ese oasis dentro de mi delirio, ese suspiro que dice todo lo que callo. Ese momento en el que no pasa absolutamente nada, pero dentro de ti despiertan, mueren, mezclan, chocan y luchan millones de sensaciones y emociones a la vez. Es en ese momento en el que quieres vivir más que nunca y morir de una vez por todas.
Noto el viento en mi pelo, en mi cara, en mi piel, y no oigo nada más que las olas del mar romper bajo mis pies. Y por un momento, aunque suene típico, todo resulta infinito. Esa tranquilidad, ese escalofrío que recorre mi espalda, hasta los problemas que desde siempre me atormentan quedan congelados en el tiempo, y por fin, después de tanto tiempo, vuelvo a ser feliz. Son sólo unos segundos, pero es la dosis que me corresponde. Como siempre, nunca es lo suficiente para saciarme, pero sí para poder vivir un poco más de tiempo sin destrozarme por dentro. Sé que todavía no estoy lo bastante jodida como para comprender esas ganas de llorar constantes, pero lloro. No sé de qué, ni porqué, ni siquiera para qué, porque el agobio no se va, ni la rabia vuela. Pero lloro, sólo unos segundos.

Pero no puedo evitarlo. Me apasionan los paisajes, porque cuando veo alguno que me gusta muchísimo, en mi cabeza lo almaceno como algo espectacular, y como la cámara no logra captar del todo la belleza que veo, la retoco hasta que queda exactamente igual que como me la he imaginado yo mientras sacaba la foto.
En este caso,  por ejemplo, la foto fue tomada en pleno verano, pero parece una auténtica foto otoñal por el color de las hojas.

Perdida entre ojalá’s que destrozan los por fines de una vida con muy poco sentido para el resto del mundo. Encontrada por los monstruos de siempre, y abandonada por los sueños que nunca pude ni quise cumplir, ahora soy así, estoy aquí.

También me encanta la fotografía en blanco y negro, me apasiona, y he estado dudando sobre hacerme un flickr aparte sólo para dedicarme a ese tipo de fotos, pero creo que todavía no atrapo esa esencia y elegancia que tiene la ausencia de color (aunque algún día me encantaría hacerlo).

Me gusta ponerles un poco más de ruido del que suelen tener, así les da ese toque de antiguedad, que con el blanco y negro (en mi opinión) queda genial.


En cuanto a los retratos, he de reconocer que cuando “empecé” no me interesaban en absoluto, a pesar de haber hecho muchísimas “sesiones” de fotos con amigas (quizás por eso). Pero he ido viendo gracias a Flickr el poder que tiene el rostro y el cuerpo de la gente, lo impactante que puede ser, todo lo que puede trasmitir, y la verdad es que ahora mismo estoy obsesionada con las fotografías de retratos. No he subido muchas a mi cuenta, pero cuando vaya mejorando un poco iré arriesgándome cada vez más.

La mayoría de retratos que subo son míos, y los hago mediante un trípode sencillo

Qué somos. Por qué. Para quién. Quiénes somos. Por quién.
A veces llega la lluvia para limpiar las heridas, a veces sólo una gota puede vencer la sequía…
I’ve figured out that joy is not in your arms
I know I’ll always ache with an empty heart
I think it’s time to run cause I’m seeing stars
I’m seeing stars watch me fall apart
I think of drying all the time
But I’ve got joy to take my side
Fear is my favorite ride.

 

Disfrutemos de las vistas más que vistas de la ventana que hay en tu espalda.

En cuanto a mis inquietudes respecto a la fotografía, sólo he de decir que lo considero como algo más que un hobby, porque es lo que realmente me gusta hacer, y disfruto como nadie haciéndolo, pero lamentablemente tendré que dejarlo en un segundo plano ya que estoy estudiando psicología, que no tiene nada que ver pero me produce un grandísimo interés. Aunque he de decir que mi segunda opción como carrera era periodismo, únicamente para poder decicarme al fotoperiodismo y con la intención de llegar a ser reportera de guerra.

La que sigue es una de mis fotos favoritas, y de las que más éxito han tenido en mi Flickr.

Quiero la mayor de las tormentas sobre nuestra piel.
El peor de los placeres, el permiso de lo prohibido, la sensación de no sentir, y el amor de lo no vivido. No buscarte y encontrarte por todas partes, detestarte aún queriéndote. El vivir de lo olvidado, tus dedos por mis gritos, intentando estrangularlos. Ser la muerte para ambos, y aún así necesitarnos. Mejor muertos en plural que viva sin ti. Sentirte sin conocer tu piel, odiarte sin haberte amado primero. Necesitarte sin aire, necesitarte solamente. Presente, en mi futuro.
No existe olvido si se trata de nosotros dos, no se trata de nada de lo que ya haya existido anteriormente. Me juego el cuello a que algún día llegaremos a conocernos, y aunque sólo tengamos la oportunidad de pasar un único día de nuestra existencia juntos, te juro que será el día más increíble de nuestras -hasta entonces- miserables vidas, tanto que nos dejará sin aliento para el resto de nuestros días, condenándonos así a la muerte.
Sé que no me dejé encontrar, así que ahora te pido que me esperes, que acabo de empezar la búsqueda. La de encontrarte a ti, y a mí contigo.

Pero lo que tengo clarísimo es que nunca voy a dejar de sacar fotos. Y aunque de momento no vaya a dedicarme a ello enteramente, seguiré rellenando mi flickr, me apuntaré a concursos, y seguiré aprendiendo muchísimo. Además, quién sabe, quizás dentro de unos años pueda dedicarme a esto de verdad, convirtiéndome en una profesional.

La mayor preferencia que tengo en cuanto a sacar fotos son los paisajes costeros, me parecen todos tan impresionantemente bonitos…

“Escapa. Lejos. Que nadie sepa dónde estás, pero no tengas miedo: no estarás sola. El mar, su armonía, la música y los colores estarán siempre de tu lado. Así que sal con la cabeza bien alta, orgullosa de ti misma. Nunca olvides de dónde vienes, qué hiciste, pero sobre todo recuerda quién eres ahora y quién quieres ser mañana.”

 

¡En fin! Una preciosa presentación….

No dejéis de pasaros por el Flickr de Andrea, no dejéis de hacerlo!

Nos deja con

¡Un abrazo enorme a todos los que disfrutáis de verdad con la fotografía!

Yo os cuento que Andrea, a veces, se trocea en porciones de 140 caracteres máximos en su cuenta twitter @AndreaMartinz9

¡Éxitos!

5 comentarios sobre “¿Te presentas? “Soy… Andrea Martínez!

  1. Es cierto que las fotos de Andrea trasmiten muchísimo, cada vez más gente se da cuenta de su arte para esto de la fotografía. Ya sé que esto es un “blog” sobre fotografía, pero… ¿a nadie le llaman la atención sus textos? Gran fotógrafa, maravillosa escritora, y mucho mejor como persona, sigue así. Algún día podrás prestarle más atención a lo que te gusta y no lo dejes nunca en un segundo plano.

    • Muchas gracias “Yo”!! Exageras bastante, pero te lo agradezco de todo corazón, este comentario me alegró tanto el día que estaré en deuda contigo siempre jajajaja me gustaría saber quien eres! Un saludo enormeeeeee :)

  2. Hola Andrea, me encantó tu trabajo, me gustó la forma en la que te presentas, tenés mucha facilidad para transmitir lo que pensás y también lo que sentís con las imágenes (tu forma de ver las cosas, personas, lugares y situaciones). A mi modo de ver, excelente por la edad y la NO formación, no tengo críticas, me gusta lo que veo. Te felicito.

  3. Releeo lo que acabo de escribir y me faltó escribir (porque me fuí por las ramas) una parte y la conclusión que saqué, lo escribo de nuevo, completo:
    Hola Andrea, me encantó tu trabajo, me gustó la forma en la que te presentas, tenés mucha facilidad para transmitir lo que pensás y también lo que sentís con las imágenes (tu forma de ver las cosas, personas, lugares y situaciones -como las imágenes junto a la ventana, yo también las hice-) y también cómo transmitir lo mismo con las palabras!!! Me encanta cómo redactás los textos! (a mí, particularmente me cuesta mucho esa parte). A mi modo de ver, excelente por la edad y la NO formación, no tengo críticas, me gusta lo que veo. Te felicito. –

    • Muchísimas gracias!! :) No sabes la ilusión que me ha hecho tu comentario…Sólo es cuestión de práctica, seguro que acabas haciéndolo genial también :) Un saludo enorme, ¡y a seguir con lo que más nos gusta!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *