Mauricio Franco y su #fotografía en @hacerfotos

Hoy, abrimos hueco a Mauricio en esta sección de participación…

Mi nombre es Mauricio Franco, tengo 46 años y vivo en Buenos Aires, Argentina. Soy un curioso amante de la tecnología, la música y la fotografía.

 

Estoy interesado en la fotografía desde hace unos 20 años. Empecé con una pequeña Kodak de rollo, pasando por unas compactas de media y alta gama, para terminar desde hace un año y medio con una réflex Nikon de gama media.

En estos años he pasado por distintos intereses fotográficos. Siempre me ha interesado la naturaleza, la biología y, muy especialmente, el mundo de los insectos, por lo que incursioné bastante en la fotografía macro. Últimamente y, ya con mi cámara réflex, estoy más enfocado en la fotografía callejera y en blanco y negro. Hace unos meses adquirí un lente de 35mm y prácticamente no lo he quitado de mi cámara.

He incursionado en otros artes como la música, pero es la fotografía donde encontré un canal para expresar mi imaginación y creatividad.

Lluvia sobre París
Compré mi cámara réflex en un viaje que hice por Europa en  2015 y esta foto es una de las primeras que tomé con ella. Para ese momento aún no había leído el manual por lo que todavía tiraba en modo automático y en jpg. A pesar de todo, me gustó el resultado. Muestra una típica escena callejera de París, con gente apurada, que trata de cubrirse de la lluvia y su reflejo en la acera mojada. Pasarla a blanco y negro le sumó mucho a la foto.

Soltar
A esta foto le vi potencial antes de tomarla. Salió tal cual la tuve en mi cabeza y lo confirmé cuando la abrí en la PC para editarla. Está tomada en Buenos Aires, en un barrio llamado Puerto Madero, un día nublado de invierno. Me parece muy simbólica la idea se soltar amarras, liberarnos de lo que no queremos. El cielo le aporta cierto dramatismo y al ser en blanco y negro, hace que la vista se enfoque en lo importante.

Guira Guira en Costanera Sur, Buenos Aires
Hay veces que tiro fotos por tirar, sólo para capturar un momento, sin demasiadas expectativas respecto al resultado final y luego, al verlas para editar, resultan grandes fotos. Ésta es un claro ejemplo de ello. No hay mucho que decir sobre ella más que lo que se ve, el pájaro en primer plano, con una actitud casi de pose y el fondo totalmente desenfocado.

San Telmo, Buenos Aires, Argentina
San Telmo es uno de mis barrios favoritos de Buenos Aires. Mantiene todos sus rasgos antiguos, calles empedradas, edificios del siglo pasado. Es como un viaje a los inicios de la ciudad. Esta foto la tomé en una de las primeras salidas con mi lente de 35mm y combina lo que describí anteriormente del barrio con autos y gente del siglo XXI. Una típica fotografía callejera.

Caminito, La Boca
Esta foto está tomada en un barrio muy pintoresco de Buenos Aires: La boca. Me gusta que a pesar del colorido, no se pierde el foco del músico, que está tocando el bandonén. El escenario y su decorado, junto con la expresión del artista, le dan musicalidad a la foto.

Casa de Casco, Chascomús
Esta es una foto reciente, la tomé en el casco histórico de Chascomús, una ciudad a poco más de 100km de Buenos Aires. La escena es bastante clásica y simple, sin embargo los elementos combinan a la perfección dando una foto armónica y luminosa que inspira descanso y relax.

Montmartre
Típica foto parisina en el barrio de Montmarte: luces, calles empedradas, edificios antiguos, elementos que se conjugan para crear una agradable escena callejera. Otra de mis primeras fotos con la réflex.

Chimango
Un claro ejemplo de que con poco se puede lograr mucho. El minimalismo hecho foto. El cielo azul, el sol haciendo sombra sobre el pájaro imponente en lo alto con sus alas extendidas, expresa libertad y superioridad.

Recoleta, Buenos Aires, Argentina
Me gusta hacer este tipo de fotos. El lente 35 mm me permite cerrar mucho el diafragma y poder jugar con un enfoque acotado, llevando la atención de la foto adonde quiero. Los colores y el fondo desenfocado hacen una foto simple, pero agradable a la vista.

Diagonal Norte
Otra foto callejera en el “microcentro” de Buenos Aires. Me gusta la idea de capturar personas que, en la mayoría de los casos, ni se enteran que están siendo actores de mis fotos. Ese anonimato es lo que le da vida a este tipo de fotografía. Son espontáneas e irrepetibles.

 

Hasta aquí las fotos que Mauricio nos ha seleccionado. En los siguientes enlaces puedes conocerlo un poco mejor:

WEB

Galería Flickr

Twitter

Instagram

Para terminar, y si lo deseas, puedes ver más posts publicados de otros participantes en la sección PARTICIPA.

Yo me despido invitándote a participar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *