Flor de suenio y su #fotografía en @hacerfotos

Hoy es el turno de Cristina que nos llega desde Andalucía, en España

 

Mi nombre es Cristina y aunque soy de Granada trabajo en Almería como profesora de secundaria de física y química.

Viajar es algo muy importante para mí, así que lo hago siempre que puedo y de ahí salen la mayoría de mis fotos. Además he hecho fotografía de conciertos, así como fotografía analógica entre otras.

El mundo de la fotografía me apasiona, y no sólo desde el punto de vista de la composición y la generación de la imagen, sino que también es interesante para mi utilizar la cámara casi como un pequeño laboratorio de óptica y hacer experimentos con la luz.
Como profesora de física y química, conocer los porqués de la interacción de la luz con la materia y utilizarlos en mi técnica fotográfica es apasionante (y muy difícil).

Además, en los últimos años he conseguido combinarlo con la necesidad de viajar que desde pequeña inculcaron mis padres en mi. Así es como he realizado las últimas fotos de mi galería.

 

Casi en la frontera de Nicaragua con Costa Rica existe el río San Juan, que une el lago Nicaragua con el mar del Caribe. Allí, hay una pequeña población de gentes tranquilas y horarios más relajados aún, de nombre San Carlos. Desde allí coger un barco hasta el pequeño archipiélago de Solentiname (lugares remotos donde los haya) parecía ser una empresa fácil, pero ya se sabe que en aquella zona el reloj gira con otro ritmo y tuvimos que esperar varios días para conseguirlo. Entre tanto conocimos a este niño. Su abuelo lo había dejado sólo en esta barca, abriendo pescado con ese enorme machete y así apareció ante la cámara.

 

La libertad no tiene siempre las consecuencias que nosotros creemos. Eso lo aprendí en la ciudad nicaragüense de León.

 

¿Un bebé solo sentado en el suelo de la calle y a medio vestir? No, no es pobre, hay que entender que en otros lugares del mundo las cosas se hacen de manera diferente, ¡y allí estaba él tan alegre!

 

Encontrar una colina plagada de campos de arroz para poder fotografiarla era para mí un sueño. En Vietnam toda la comunidad lo cuida con esmero y nosotros llegamos en la época perfecta para poder observar su recogida, que estaba a punto de producirse.

Camboya es un país pobre en el que aún no es demasiado patente la famosa globalización que parece poder con todo. Las tradiciones están bien arraigadas aquí y la artesanía se desarrolla en cada pueblo, a través de pequeñas empresas familiares que poco a poco van superando dificultades para sacar sus productos adelante.

En Islandia en agosto hace bastante frío así que no puedo imaginar cómo serán allí los inviernos. Es por esto que estas ovejas lanzan un mensaje de supervivencia al mundo. Además guardan un pequeño secreto: las ovejas islandesas van siempre de tres en tres y todo el mundo se pregunta por qué. Parece ser que la respuesta está en que normalmente el grupo está formado por una madre con sus dos retoños, probablemente cogiendo provisiones para el invierno.

La fotografía de naturaleza es apasionante, aunque no es fácil encontrar un buen motivo con el que practicar.

 

Una de las cosas que más nos gustó de Japón: asistir a un torneo de sumo. Toda una clase de cultura japonesa.

Ir a un país tan lejano como Mongolia a intentar pedirle a la gente un retrato. Gente que ni siquiera entiende nuestro lenguaje gestual, porque el suyo es completamente diferente. No es una tarea sencilla, pero si ellos responden con la dulzura de este niño, sin duda consigues la mejor recompensa.

 

¿Quién dijo miedo? Este bebé mongol no sólo viajaba en moto, sino que además era capaz de quedarse sólo sobre ella mientras su padre entraba a comprar a una tienda en mitad del camino, y es que los caballos empiezan a dejar paso a otros métodos de transporte, y hay que estar preparado.

 

Hasta aquí las fotos que Cristina nos ha seleccionado. En los siguientes enlaces puedes conocerla un poco mejor:

Galería Flickr 

Twitter

Yo me despido invitándote a participar:

2 comentarios sobre “Flor de suenio y su #fotografía en @hacerfotos

  1. Hola Antonio,

    Muy bonitas las fotos de Cristina, ¡enhorabuena Cristina!

    Hacer fotos viajando es fácil, pero conseguir buenas fotos requiere de un dominio técnico y sobre todo visual, que no todo el mundo tiene en cuanta.

    Como a Cristina me encanta viajar, aunque con mis peques estos últimos años se han reducido bastante los viajes. Tiempo habrá espero.

    Gracias por acercarnos a estupendos fotógrafos :)

    Un saludo.

  2. Pingback: Los 50 mejores Blogs de fotografía en español

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *