Cómo te explico el verano….

… con un móvil en la mano?

 

Es rutina mía, habitual, dar un largo paseo matinal. Me levanto temprano para ello. Normalmente, aún no ha salido el sol.

Esta mañana veraniega, mientras caminaba por un paseo de Getafe, llamado John Lennon, (ya saben, ese cantante que nos dejó la frase: “La vida es lo que te va pasando mientras te dedicas a hacer planes”) pensaba algo así:

¿Cómo te explico el verano con un móvil en la mano?

Vaya por delante que me gusta retocar las fotos. Para mi, son la suma de lo que veo, más lo que quiero ver, más lo que me gusta, más…

Ciertamente, para gustos los colores! Y, ¡hay tantos colores en el verano!

Si os habéis fijado, en los primeros momentos del amanecer, el sol se despereza mientras abre sus ojos enrojecidos de dormir.

Camino de El Cerro de los Ángeles, una pequeña elevación donde sitúan el centro peninsular, iba observando como el astro rey daba muestras de querer aparecer. Aunque hoy, se mezclan nubes y rayos de sol.

¡Me gusta caminar de frente al sol! Ver cómo se afana por colarse en todas las rendijas…

En esos primeros momentos del amanecer, las alargadas sombras de los árboles no parecen tener fin…

Los campos, secos ya a estas alturas del verano, parecen sangrar…de luz.

¡Me gusta la luz! ¡Y de frente…!

¡Esos momentos cálidos del amanecer! Empezar un nuevo día…

Las mieses ya fueron recogidas. Las alpacas esperan su turno…

Si miramos amanecer entre los árboles, vemos al sol elevarse y como se apodera poco a poco de las sombras, recortándolas.

Hay que meterse en lo frondoso para ver como aún las sombras se cruzan en el camino, en un vano intento de impedirte el paso…

Está claro que el sol avanza. ¡Es su momento! ¡Cuánta luz y cuánta vida!

Los campos que fueron sembrados, se han quedado sin su fruto. Antes las vimos y las volvemos a ver: alpacas por doquier.

En estos campos, las retamas a veces hacen de límites improvisados…

 

Quizás, si tuviera que dibujar el verano, intentaría algo así…

Y, si tuviera que componer, mezclaría la luz, los colores del verano, el rastro de un avión, la luna llena que se resiste a desaparecer,…y mucho más.

Fui a la ida, y volví a la vuelta, pensando (poco porque hoy no es día de mucho pensar) cómo explicarte el verano (mi verano) con el móvil en la mano. ¡No sé si lo conseguí! Ha sido un intento simple, apenas pretencioso. ¿Lo logré?

¡Déjame un comentario….!

3 comentarios sobre “Cómo te explico el verano….

  1. Buena idea para pedirle a mis alumnos al regreso de la escuela. Casi todos tienen un móvil, muchas fotografías y enormes deseos de comentar su verano! Felicidades!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *